domingo, mayo 25, 2008

CATA DE UNA PINTURA DE VAN GOGH: EL VIÑEDO ROJO.

Viñedo Rojo
Vincent Van Gogh
1888
Museo Pushkin


"El arte no es más que el hombre sumado a la naturaleza"

Vincent Van Gogh es un de mis pintores preferidos y es mi ideal de artista, no crean Uds. que por lo drámatico de su suicidio, por lo accidentado de su vida ni por el incidente de la oreja, que es lo único que la gente recuerda sobre él. Es el ideal de artista porque "nunca dejó de pasar un día sin trazar un línea" porque su búsqueda de la gran nota amarilla fue lo que lo movió a trabajar como nadie, tanto que es uno de los pintores más prolíficos de la historia, estudios a sus lienzos demuestran que incluso hay varias pinturas debajo de ellos, es decir que reutilizó los lienzos quizás por falta de recursos.

En las famosas cartas a su hermano Theodore, Theo por cariño, que aún se conservan; Vincent realizó todo un tratado sobre la pintura de su tiempo y expuso toda una filosofía propia sobre el arte y sobre la búsqueda de sí mismo a travéz de la pintura. En esa frase hermosa donde dice que: el arte no es más que el hombre sumado a la naturaleza, marca a toda búsqueda artística, incluída la cocina. Pero más allá de la cocina como medio de expresión artístico, a la cocina como medio de búsqueda personal, de estudio de sí mismo, más emparentado con la visión oriental del arte, esa búqueda de la perfección que supone la maestría en algo, lo que sea. Para el maestro Gjurdieff, un hombre notable es alguien que puede hacer algo bien hecho, cualquier cosa, al menos un café; si alguien sabe hacer un buen café, lo puede repetir siempre igual de bueno es un hombre notable. Pienso entonces en la búsqueda de la perfección diaria de un cocinero, que debe repetir día a día y dos veces y lo que sirve debe ser bueno e igual siempre. Así, la cocina no es más que el hombre sumado a los ingredientes, o por medio de los ingredientes encontrar el perfeccionamiento de sí mismo.

Aunque suene un poco volado, todo esto lo inspiró el cuadro de Vincet que mi amiga Nancy publicó en el famoso Facebook, cual es el único cuadro que Theo pudo vender de su hermano el pintor V. Van Gogh, mientrás vivió. El atardecer de otoño en la campiña, los matices rojos de la viña los expresa Vicente de una manera magistral en su pintura. La viña, planta sagrada atribuída a Dioniso, con cuyo fruto se elabora la más sagrada de las bebidas: El vino, los tonos rojizos de la pintura nos recuerdan a un buen pinot noir observado con respeto, con calma, con tranquilidad en las aguas. El sabor de esta imagen nos recuerda el trabajo, a lo que l hombre debe estar consagrado, con notas ligeras amargas, por las dificultades, pero equilibradas con la fortaleza de trabajar juntos por la consecución de algo. El Sol presente y grandísimo al fondo, como el ojo de un dios antiguo, todo lo vigilia y supervisa, como orgulloso de que el hombre trabaje recolectando el fruto con que elaborar la bebida de consagración por excelencia: el vino.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

En la vida existen aficiones y pasiones, no importa que hagas o como lo hagas, que seas o quien seas, lo importante es hacer las cosas bien y hacer de tu vida y de cada momento tu pasión más grande. Manu

Karina Pugh Briceño dijo...

Estoy verde de la envidia por este post perfecto... Estás advertido.

Lo magnífico de la cocina es que es diaria, lo genial de Vincent es que hizo de su arte un asunto diario que (aunado a su talento monumental) dió como resultado esa ruptura, estoy convencida de que hubo una historia antes y después de Leonardo da Vinci y antes y después de Van Gogh.

Antonio Gámez dijo...

Gracias,

A Manuela por su bello comentario.

A Karina, me siento honrado de que te haya gustado el post. Sí, no sé si en la historia del arte hubo un Antes de Van Gogh y un Después de Van Gogh, pero puedo decir con certeza que en la mía sí que lo hubo.
Un abrazo diario y con mucho amarillo.

Graciela dijo...

Muy bello el recuerdo de Van Gogh en tu post. Me gusta y me sorprende que en tu blog culinario
aparezcan estos grandes artistas como Vincent, como Cortázar...
No hay dudas de que la cocina es un arte, pero es interesante que alguien se atreva a juntar a todos en un blog.Una osadía que te sale muy bien. Felicitaciones!
Saludos de Graciela (pintora argentina).
http://graciela-bello.fineartamerica.com/

Antonio Gámez dijo...

Gracias Graciela (llena de gracia),

Ya escribir y publicar resulta osadía de mi parte.
Un saludo Graciela desde el trópico...

maya dijo...

Antonio:
Me voy el miércoles a Mérida, mandame tu teléfono para llamarte, voy el viernes a la cena despedida de Takeshi.
maya

Antonio Gámez dijo...

Hola Maya,
0414 5425422
2712291
Yo espero ir a la cena... Llamame cuando estés por acá.
Un abrazo