miércoles, noviembre 12, 2008

DE VUELTA EN LA ODISEA CULINARIA


Casi un mes sin escribir en el que han pasado muchas cosas: Un viaje interminable y fallido a Caracas en el que no pude asistir a la reunión de la Asociación de Chef de Venezuela ni al Salón Internacional de Gastronomía. Clases de lleno, muchos problemas, nuevos proyectos, nuevas obras, un nuevo Anti-Restaurant, aprendizaje de cocina asiática, nuevo chef, empleado de nuevo, mucho aprendizaje en otras áreas de mi vida, muchos golpes, muchos errores, un poco de conciencia, un poco de rectificación. Con todo hoy vuelvo a este espacio que tanto quiero, en el que soy yo sin serlo realmente. Aunque hubo algunas gratificantes cosas, cumpleaños de sobrinos queridos, tardes inolvidables bajo árboles hermosos, nuevos y hermosos poemas y poetas, algún buen curry rojo o amarillo, ¡Ah!, Sí Van Gogh hubiese conocido los aragüaneyes en flor otro gallo cantaría.

Gracias a quienes aún pasan por acá. Gracias a quienes me extrañan, gracias a quienes siempre extrañaré.

4 comentarios:

Freddy dijo...

Esperamos que puedas llegar a la próxima reunión sin contratiempos...Saludos.

Anónimo dijo...

SI yo te extrañe!! Te extraño y te recuerdo siempre.. Un abrazo!
Tu amiga, mafer (la que te saca de los trabajos de linguistica)

Karina Pugh Briceño dijo...

Me duelen los huesos sólo de imaginarme el fulano viaje eterno. Ya habrána otras reuniones y otros SIG.

Cariños.

Sole dijo...

Querido amigo, paso de cuando en vez a ver que me encuentro, asi que me apena ver que este último mes haya sido tan frustrante. Por lo menos en lo profesional. Te mando desde La Caja toda la energía positiva, para que a partir de ahora los vientos te sean favorables.
Un abrazo y mucho ánimo.
Regálanos alguno de esos preciosos textos tuyos-
Y recuerda la vida es una odisea que mecrece ser vivida.