jueves, marzo 22, 2007

El manantial o de Como nace una Universidad


Ayer hice un recorrido por las instalaciones de la UNEY, fuimos al pueblo de Guama, donde están las aulas nuevas y las aulas de cocina. Quería conocer Guama hace años, allí nació mi amigo el Dr. Sosa, quién fue todo un personaje y escribió un libro llamado: Por los caminos de Guama. Pasamos por su casa, por la casa Venecia, que es donde funcionaron las aulas de cocina antes de hacer unas especialmente para la Universidad.

Guama es un pueblo en donde el viento se desplaza con tranquilidad, donde el sol se inclina ante las casas solariegas, donde los sueños y los anhelos deambulan por los zaguanes de las casas hermosas para luego elevarse a ese sitio donde se hacen realidad.

Allí en el pueblo vivió Páez, y está el famoso Samán de Guama. Estoy contento por pasar frente a la casa de la familia Sosa y haber visto la plaza sin muñeco, llamada así porque tiene un pedestal sin estatua.

Al parecer la UNEY planea extenderse en Guama que la ha recibido con los brazos abiertos. Este pueblo fue conocido como la Atenas de Venezuela, porque tenía la mayor cantidad de profesionales en proporción con los habitantes, es gente que les gusta estudiar y eso que ir a la Universidad les quedaba lejos, ahora la UNEY está allí dispuesta a hacer de guama una polis otra vez.

Estoy impresionado por la historia del nacimiento de la UNEY, que fue pensada, trabajada, sudada, sufrida, ideada, soñada y parida por su actual Rector Freddy Castillo, por su actual Vice Rector José Luis Najul y por Cruz del Sur Morales. Ellos pasaron tres años trabajando en el proyecto de una Universidad para Yaracuy, ya que, este era el único Estado de Venezuela que no poseía ni siquiera una extensión de otra universidad. El sacrificio de estas tres personas, la abnegación, la decisión, la firmeza hizo posible que esta bella Universidad fuera creada. La idearon como una Universidad distinta, pionera, donde la premisa fuera innovar. Innovar el sistema educativo con carreras que no existían, carreras no tradicionales, que vienen a llenar ciertas necesidades del país que nunca fueron solventadas y para ofrecerles a los estudiantes no sólo una profesión sino herramientas para trabajar, para hacerlos productivos de inmediato.

Luego de sufrir por hacer el proyecto y luego de entregado no recibían respuesta, desilusionados por la próxima conclusión del Gobierno de Caldera, quién fue el que mandó a hacer el proyecto, y por la tardanza del Gobierno en pronunciarse en cuanto a la creación de la Universidad, al fin fue aprobada. Por decreto Presidencial la Universidad fue creada el 29 de Enero de 1999 por el Presidente Rafael Caldera cuando le faltaban pocos días para finalizar su mandato, y mientras inauguraba el tramo de la Autopista que va de San Felipe a Morón, en un pueblo llamado: La Raya. Así fue, después de tanto luchar firmaron en la raya, del mandato y geográfica.

Sería pretencioso de mi parte ponerme a recrear la Odisea que fue desde el nombramiento de Castillo y Najul como Rector y Vice Rector y la colaboración incondicional de Cruz del Sur hasta lo que hoy es la Universidad. Sólo les puedo decir que estas personas han hecho surgir a la UNEY a pulso, con corazón y con perseverancia y el valor de alguien que está convencido de que lo que hace es un proyecto de vida.

La UNEY crece, se consolida contra todo pronóstico, contra las huestes de criticones, de murmuradores, de hombres de poca fe; la UNEY se da a conocer y hace su labor de Universidad de buscar, preservar y difundir el conocimiento además de por su puesto formar profesionales con excelencia y mística educativa.

Me quito el sombrero ante lo que hasta aquí se ha hecho, esperaremos grandes cosas de esta casa de estudios sustentada por un gigantesco acto de amor.

2 comentarios:

Edelweiss dijo...

Ya tienes una buena idea de lo rico que es trabajar en y con las cosas de esta universidad!! =)

Antonio Gámez dijo...

Así es, tienes razón.