lunes, julio 10, 2006

Cosmo Caracas

El fin de semana me fuí a Caracas de imprevisto, aunque el viaje fué muy rápido. Me impresionó mucho, (quizá sea un poco simple) los almuerzos del mediodía que en Mérida se llaman Almuerzos Ejecutivos, fuí a un local llamado Danubio y me quede sorprendido que ofrecen un menú muy rico con ensalada y arroz preparados cuidadosamente, y unas ensaladas con base de lechuga y aderezo a parte, lista para llevar. Comí una punta trasera horneada con una salsa de champiñones, ensalada de lechugas y vegetales frescos con aderezo mil islas y arrocito, todo muy rico y lo sirvieron extremadamente rápido, cosa que en Mérida por el menor volumen de ventas no se podría. Porque por ejemplo tener 40 ensaladas ensambladas ya con el aderezo aparte y en envases para llevar te hace temer que no se vendan todas. Lo más parecido que tenemos es un self-service de una panaderia llamada El Llano, que tiene unos almuerzos ricos y rápidos, aunque un poco costosos para ser Mérida.

Luego en la noche fuí con una buena amiga a la Castellana y me quedé impresionado con el tamaño de los viejos locales caraqueños como el de el Resto La Estancia o el de Lee Hamilton, grandísimos y llenos de gente. De verdad no recordaba que eran tan grandes. Tomamos unas cervezas y hablamos mucho y rico, porque teníamos tiempo sin vernos, (desde Diciembre.) Ella y yo somos amantes de la cerveza Polar Ice muy fría, así que está tácito que cuando nos vemos tomamos unas cervezas.

La suguiente noche otras cervezas y esta vez andabamos mi amiga y yo con mi compadre de Mérida y él pidió comer una hamburguesa de carrito, "asquerositos" como se dice en Venezuela. Fuímos a un sitio en la Castellana, ya que mi amiga casí no se mueve de esa zona porque trabaja y vive por allí. Las hamburguesas frente a McDonal´s en un kiosko muy pequeño, lleno de gente, las calles congestionadas por las caravanas que celebraban la victoria de Italia ante Francia y luego de tomarnos unas birritas en un sitio archiconocido llamado: El León. Las hamburguesas me parecieron muy ricas, el pan delicioso, nos sirvieron rapidísimo, una experiencia muy cómica.

De ahí fuimos a la terraza de la casa de la abuela de mi amiga, que es como una azotea pero super hermosa con una vista fantástica sobre Caracas, bellísimo. Tomamos unas birras y hechamos cuentos hasta tarde.

Otra cosa que me impresionó fue la cantidad de negocios de comida que existen en Caracas y la cantidad de gente en todos, la mayoría de los negocios estaban a reventar. El servicio en casí todos es rápido porque la gente vive apurada y los negocios toman ese ritmo, supongo.

Me encantó La Castellana, una zona bella, verde, limpia, ordenada y llena de sitios para comer. Muchos de los resto y cafés que están en Boga están distribuídos entre Campo Alegre, El Rosal, La Castellana, Altamira, Los Palos Grandes y las Mercedes. Caracas definitivamente es un capítulo aparte en Venezuela, tiene su propio ritmo y es en sí misma un cosmo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno el Blog, felicidades y sigue así.

Sho dijo...

Oye en la Preciosa Merideña tambien tenemos variedad!!! jajajajajjaja TE FELICITO ANTONY!!!!

Jorge dijo...

Me hiciste recordar lo agradable de Mérida, sobretodo por ese ritmo leento y apacible que hay en todo. Sds.

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Interesting website with a lot of resources and detailed explanations.
»

Anónimo dijo...

hayyy tan bello

Anónimo dijo...

Hi! Just want to say what a nice site. Bye, see you soon.
»