jueves, julio 27, 2006

La cocina colombiana del camino


Martes, 26 de Julio de 2006

El fin de semana fui a Cúcuta a pasear y de compras, el viaje lo hicimos desde Mérida por la vía del Puerto de Santander, más corta que por la vía de San Cristóbal. Antes de llegar a Coloncito hay una Estación de servicio llamada: Morotuto, allí se puede desayunar con unas empanadas dignas de ser mencionadas, sustanciosas, muy gordas por la cantidad increíble de relleno que les ponen. La de queso es famosa, pero la de pollo y la de carne asada son espectaculares. También puede uno pedir un servicio de cochino frito, una delicia, excelente lo sirven caliente en unas cestas, acompañado de arepas, puede uno pedir cantidades desde 6000 bolívares que alcanza para que coman tres personas si además se comen un empanada.

Desde Coloncito nos fuimos al Puerto de Santander, Colombia; de ahí a Cúcuta la vía es preciosa atraviesa varias Fincas y encuentra uno unos arrozales impresionantes por lo bellos que son, el verde de ellos es algo para recordar. En el camino se encuentra con varios pueblitos, en uno de ellos en un pequeño Restaurant decidimos desayunar, el servicio colombiano siempre es bueno, la gente es trabajadora y amable, no le pesa tener un trabajo de servicio. Allí la oferta para desayunar es suculenta: Empanadas, arepitas de manteca, que son arepas de harina de maíz aliñada con grasa de cochino y luego fritas, sé que suena con mucho colesterol, pero son muy sabrosas. También ofrecen papas rellenas, una especie de pastel hecho con puré de papas, rellenos de carne con un guiso muy rico y huevos duros y después fritas. También sirven carne asada, hígado encebollado y caldo de costilla; sí, para desayunar. Es costumbre en Colombia y en Táchira servir sopas en el desayuno, el caldo de huevo, la pizca andina y la sopa de costilla son ofrecidos con arepa en toda la región.

Probamos la sopa de costilla que la sirven casi transparente, increíblemente sin grasa, la costilla blandita y muy rica, le ponen cilantro fresco picadito antes de servirla, la sirven con arepitas de manteca, una maravilla de desayuno. Mi amigo comió carne asada que también sirven con arepa y una ensaladita de repollo, zanahoria y tomate. A la carne le ponen un mojito con hierbas, ajo y aceite, deliciosa.

La cocina colombiana es así, sabrosa, abundante, preparada con cariño y servida con amabilidad y diligencia. Colombia es un país de gente trabajadora, de sonrisa y costumbres amables.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hi! Just want to say what a nice site. Bye, see you soon.
»

Anónimo dijo...

Nice idea with this site its better than most of the rubbish I come across.
»