domingo, julio 16, 2006

Cuando tu comida se esconde por los rincones

Quizás por miedo a su veneno o por los extraños sitios donde se esconden, la mayoría de nosotros siente de solo verlos, una repulsión natural hacia los insectos. Más allá de que algunos mariscos como el camarón están emparentados con los insectos, sería impensable para muchos considerar un menú al estilo Indiana Jones con insectos como platillos.

Ocho de cada diez animales del mundo son insectos, ninguna religión prohíbe su consumo y poseen un alto contenido de proteínas. En Asia, menos escrupulosos con la alimentación, comen escorpiones, babosas, orugas, termitas, larvas de avispas, crisálidas de mariposa, cigarras, gusanos de seda y lombrices.

En Latino América no carecemos de insectos comestibles, los famosos chapulines y el gusano de maguey, símbolo del mezcal ya no se nos hacen tan extraños. En nuestro país los bachacos culones ingrediente de la Catara, las tarántulas y gusanos a las brasas son herencia de nuestros antepasados indígenas. Recientemente Los Estados Unidos se unió a Francia y a otros 78 países donde se ha establecido la cadena de comida rápida Insect King con su menú de criaturas comestibles como hamburguesas de gusanos; mientras que la empresa Hotlix Candy comercializa helados de grillo y escorpiones bañados en chocolate o caramelo. La insectofagia se está poniendo de moda.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

Anónimo dijo...

Interesting site. Useful information. Bookmarked.
»