miércoles, agosto 02, 2006

La Academia sabrosa

Mièrcoles, 02 de Agosto de 2006

El viejo y sagrado oficio de los fogones otrora carrera de inmigrantes que buscaban el sustento con lo que en su casa habían visto hacer a sus madres y abuelas, de chaqueta manchada en cocinas de infernal calor, ocultos tras muros y puertas anchísimos, disimulando su alcoholismo y su mal humor, de gordinflones con mostacho, de musiús con acento incomprensible; ha ido mutando, desde la inclusión de jóvenes del país a las cocinas, pasando por cocinas a la vista con chaquetas a la moda, donde desertores del bachillerato buscaban que su modo de vida rebelde al sistema les diera algo de dinero y prestigio con su familia herida aún por el no continuar estudiando. Pasó luego a la efervescente propagación de los Institutos de estudios Culinarios, el interés por los libros de cocina, las web gastronómicas y los canales de cocina.



Ser cocinero ya no es sinónimo de ser un obrero explotado en las asquerosas cocinas de sórdidos comederos, ser un “Chef” es todo un caché bombi no solo en el mundo entero, sino en Venezuela misma, con sus debidas consecuencias mediáticas de prensa escrita, Times magazine y demás; ya se puede oír a alguna Señora de sociedad diciendo: −Sí, el novio de mi hija es el Chef del Restaurant Blabla, además es socio del negocio −. La reivindicación del oficio pasó a una especie de carrera técnica, donde título en mano el egresado sale al mercado laboral avalado por el nombre de los cocineros detrás de la Institución.

Hoy me sorprendieron varias noticias, a saber: la existencia de una Licenciatura en Ciencias y cultura de la alimentación en la UNEY de San Felipe; la próxima apertura de una carrera en gastronomía en la Universidad Metropolitana; El estudio de la posibilidad de la apertura de una carrera de gastronomía en la Universidad de Oriente, que incluye la adquisición de un hotel para las prácticas. Todo esto lleva al oficio de los fogones a un status de Profesión con todas las de la ley, dejando atrás las seudo denominaciones y dando una opción más sabrosa a los rebeldes que no les gustan las carreras tradicionales.

http://www.uney.edu.ve/alimentacionw.htm

1 comentario:

Thamara dijo...

Hola, primero te felicito por tu espacio y te agradezco por estar en tus links.

Soy profesora y coordinadora en la Universidad Metropolitana de la electiva Didáctica de las artes culinarias. Tenemos un año impartiendo clases en la universidad.

Todavía no es una carrera, pero si una electiva. Estamos trabajando en el diplomado


Saludos,